Kipchoge: El corredor keniano que ganó una fortuna

El atleta y corredor de maratones, Kipchoge de 34 años, comenzó a correr a principio para ir al colegio y hoy gracias a ello gana una gran fortuna en euros por batir su propio récord profesionalmente.

Eliud Kipchoge es hijo de una profesora viuda. Él comenzó a correr por necesidad para ir al colegio y en virtud de sus esfuerzos a temprana edad adquirió valores sólidos.

«Lo único que necesita para ser feliz es una zapatillas deportivas y tiempo para correr».

Dijo, el keniano en varias oportunidades para los medios de comunicación.

En la actualidad, continúa en su tierra natal, Eldoret, donde convive con su esposa y tres hijos y un campamento que se ubica entre colinas.

Además, no hace ningún tipo de ostentación sobre el dinero que gana con sus victorias en todas las pruebas internacionales.

El atleta keniano, Kipchoge rompe récord histórico
Crédito de imagen: Google/Edition.cnn.com

Récord mundial de Kipchogue

La verdad es que Kipchogue es conocido por su perseverancia, el maratonista es distinguido por levantarse todas las mañanas a las 5:45am para recorrer 220 kilómetros en la semana.

Sin embargo, luego de abandonar el mundial de Doha en busca de nuevos retos como el de INEOS, prueba que se lleva a cabo en el parque de Viena del Práter (Austria) donde, además, obtuvo una mejor puntuación y una gran fortuna como premio de recompensa.

El récord mundial hasta ahora se encuentra en manos del keniano con apenas 1,67 metros y 57 kilos con una marca de 1h:59:40 la cual destroza cualquier mito sobre resistencia humana aunque no fue reconocido por la IAAF por falta de condiciones.

Igualmente, es el primero en bajar las dos horas a las competencias de maratón.

Hoy en día su nombre se encuentra hasta ahora plasmada en una lista histórica junto a los mejores, como: Emil Zatopek, Abebe Bikila, Haile Gebrselassie y Henry Rono.

¿Cuáles fueron sus éxitos?

Ante sus mayores éxitos habían sido un bronce en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 en 5.000 metros y dos platas en el Mundial de 2007 de Osaka y los Juegos de Pekín 2008 con la misma distancia.

Después hizo sus primeros cuarenta y dos kilómetros en competición a mediados del 2013, cuando ganó en Hamburgo (Alemania).

«Se trata de la historia, se trata de dejar un legado. Se trata de inspirar a la gente»

Recalcó el maratonista keniano.

Sí te gustó el contenido y quieres saber más, visita nuestra categoría de Deportes En Foco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *