¿Cómo sacarle provecho a la tarjeta de crédito?

Para tener organización en las finanzas personales es necesario aprender a manejar una tarjeta de crédito con inteligencia y prudencia con el propósito de sacar el máximo provecho durante todo el año.

Ellas pueden sacar de apuros, pero, también pueden endeudarte hasta hacer de tu vida una tormeta, así que si no sabes como ordenar prioridades es hora que conozcas como se deben utilizar.

Diversos bancos hoy en día ofrecen paquetes adaptados al perfil de sus millones de usuarios para hacer más fácil dicha administración por medio de bancas digitales, chats internos y atención al cliente las 24 horas del día.

Sin embargo, las tarjetas de crédito NO debes tomarla como un dinero extra. Es casi como un préstamo que el banco te asigna para poder solucionar situaciones económicas, aunque, ese capital tengas que regresar con puntualidad.

Para lograr eso y más, es fundamental que conozcas cuales son las ventajas de tener una tarjeta de crédito sin importar su bandera, pues con ella también obtienes beneficios.

Una mujer sacando provecho a su tarjeta de crédito
Crédito de imagen: Shutterstuck

¿Cuales son las ventajas de tener una tarjeta de crédito?

La tarjeta de crédito es una herramienta muy útil aunque digan lo contrario, sobre todo en caso de emergencias o para comprar aquel aparato electrodoméstico que tanto querías.

Lo que debes saber y aprovechar son sus múltiples ventajas para no perder la cordura.

A continuación, te presentaré la siguiente lista con información fructuosa.

1 – Tarjeta de crédito con millas

Por cada compra o consumo realizado con el producto financiero es posible acumular pequeñas cantidades de millas para usarlas en el viaje de tus sueños que tanto anhelabas.

Sin embargo, las millas tienen una fecha de vencimiento y antes de esto deben ser utilizadas por lo menos para reservar con las diferentes aerolíneas y hacer un viaje de imprevisto.

Este beneficio permite volar a donde quieras con precios acequibles para el consumidor.

2 – Forma de crédito

Una forma inteligente para usar la tarjeta de crédito es adquiriendo bienes durables, es decir, bienes necesarios que sólo puedas comprar a crédito y no en efectivo.

Un ejemplo de ello, son electrodomésticos, artículos de tecnología, muebles, línea blanca, entre otras.

Lo importante aquí es fijar una cantidad de cuota específica para poder cumplir con el pago bajo suma responsabilidad sin caer en estados morosos ni perjudicar el historial crediticio.

3 – Viajero frecuente

El viajero frecuente, uno de los usuarios preferidos de las compañías bancarias por su alto consumo y uso de la tarjeta, igualmente, puede obtener descuentos en diferentes establecimientos comerciales para acumular puntos.

Así como acumula puntos también acumula millas, como fue explicado en el punto anterior.

Para ello, las agencias tuvieron la iniciativa de crear Club´s para pagar gastos del día a día a través de la tarjeta de crédito sin temor a liquidar tarifas extras, siempre y cuando estén al día con la cuenta.

De esta manera, podrá pagar parcialmente un viaje nacional o internacional a largo plazo.

4 – Tipo de cambio

La mayoría de las entidades financieras ofrecen a sus tarjetahabientes la mejor tarifa de cambio para pagar en el extranjero. Así como lees, resulta ser más favorable hacer este tipo de conversión con el mismo banco que con agencias externas.

Sin embargo, se aconseja preguntar a los ejecutivos el valor de la moneda antes de partir de la ciudad natal.

El truco para este ítem es tener mucho cuidado al pagar un producto o servicio en el exterior, puesto que algunas máquinas preguntarán si desea que el cargo se haga en la moneda nacional o internacional, a lo cual debes decir siempre ¡NO! porque el tipo de cambio será mucho mayor al de tu país.

Cada vez que pagues con la tarjeta de crédito, pide que se haga en la moneda local del país que estás visitando.

5 – Meses sin intereses con inteligencia

Con inteligencia se pueden conseguir las mejores cosas en esta vida, como por ejemplo meses sin intereses.

Me refiero a realizar compras sin excederte del límite de la tarjeta. Es decir, aquí lo que tienes que hacer es mantener un promedio de lo que deseas gastar diario o mensual sin llegar a endeudarte con el banco.

¿Cuál tarjeta me conviene?

Las tarjetas se dividen en 4 categorías, como: Básica, Clásica, Oro y Platino, y obtener cualquiera de ellas dependerá de los ingresos mensuales que tenga el cliente, además de un buen historial de crédito.

Algunos plásticos no cobran la tasa de anualidad, sin embargo, ofrecen seguros de protección de viajes, defunsión, compras y precios.

Hasta ahora vemos todo simple, pero, es momento de revisar el CAT (Costo Anual Total) porque de ser muy alto, es preferible buscar otra tarjeta así tengas que pagar una comisión por año.

Según el portal de la Condusef, las tarifas oscilan entre el 45% y 67%, más que eso ya estaría fuera del control personal.

Dicho todo esto, espero haberte ayudado con los trucos para reaprovechar la tarjeta de crédito proximamente.

Si te gustó el contenido, accede y comparte nuestra categoría de Finanzas en Foco para saber más sobre el tema.

Post recientes que quizás te pueden servir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *