¿Cómo prepararte económicamente antes de abandonar tu trabajo?

Las finanzas son un elemento fundamental en tu vida que debes manejar al pie de la letra. Por tal motivo, antes de quedar desempleado tienes que saber cómo prepararte económicamente.

Siempre escuchamos la frase célebre «es más fácil encontrar trabajo cuando se está trabajando».

Sin embargo, muchas veces es complicado porque no tienes todo el tiempo disponible para desplazarte y realizar entrevistas.

Por otro lado, no hay otra salida si el ambiente laboral es tóxico y tu jefe es un mal humorado que no está feliz con nada, por ejemplo.

Entonces, es el momento de abandonar tu trabajo.

Cómo prepararte para abandonar tu trabajo

Eso sí, es fundamental saber cuándo y cómo dejar el empleo.

Recuerda que no sólo con los ahorros debes vivir, también debes buscar una forma de producir nuevas ideas que te permitan ganar dinero.

Un plan B siempre cae bien.

Aprovecha tus habilidades y contactos para conseguir una nueva ocupación.

Posiblemente tus antiguos colegas se conviertan en tus futuros clientes.

Consejos para arreglar tus finanzas antes de salir del trabajo

Si estás dispuesto a renunciar, entonces, antes de hacerlo debes seguir los siguientes pasos para arreglar tus finanzas.

  • Crea un fondo de emergencia: será un capital que usarás como bien lo dice el ítem: para casos de emergencia. Este ahorro permitirá mantener un presupuesto para cubrir los gastos y costos básicos de la vida.
    • De esta manera, podrás tener más seguridad para cubrir con tus responsabilidades mensuales sin perder la cabeza mientras buscas otro trabajo.
  • Costo básico de vida: aquí debes incluír en la lista de las prioridades los gastos recurrentes, como: supermercado, pago de deudas, transporte, escuela, salud, entre otros rubros que consideres importante.
    • En situación de carencia e igualmente emergencia existen algunas cosas que debes postergar hasta que soluciones tu estabilidad.
    • Lo ideal es subsistir con lo poco que tengas, creeme, nadie murió por eso, al contrario, te hace más fuerte emocional y financieramente.
  • Asegúrate de proteger tu salud: si presentas alguna condición de salud y tienes que visitar con mayor recurrencia médicos, entonces, empieza por agregar un poco más de dinero en tu cuenta.
    • Otra opción sería visitar los hospitales o algún puesto de salud cercano a tu casa donde atienden de forma gratuita.
    • Ahorra un valor equivalente de 3 a 6 meses de gastos.
  • Busca una fuente alternativa de ingreso: nunca esperes a que llegue una nueva oportunidad de trabajo porque puedes perder mucho tiempo y dinero.
    • Busca diferentes alternativas para generar ingresos.
    • Emprende tu propio negocio y haz lo que te apasione, a veces compensa trabajar como autónomo que estar dentro de la nómina de una empresa.
    • Sacále provecho a tu talento natural para generar dinero extra.
    • Vende pertenencia que ya no utilices.
    • Rellena encuestas remuneradas.
    • Alquila una habitación de tu casa en Airbnb.

Piénsalo bien cuando vayas a dar el siguiente paso.

Recuerda que arriesgar es sólo de personas con suficiente coraje.

Si necesitas aprender a elaborar un presupuesto familiar, haz clic en el enlace para saber de que trata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *