Consejos para evitar malas posturas

Mantener una adecuada posición en el trabajo es casi misión imposible, sobre todo, si debe estar frente a un computador, por tal motivo, te traigo algunos consejos para evitar malas posturas.

Con la ayuda de técnicas y herramientas es posible corregir la forma de sentar, mirar, además de caminar.

Cumplir con la tarea de seguir las pautas para el descanso y comportamiento ayudará a evitar dolores en la espalda, cervical y cabeza.

Un hombre con dolor de espalda por mala postura
Crédito de imagen: Freepik/yanalya

Paso a paso para evitar malas posturas

  • Levántate cada 30 minutos

Pasar alrededor de 1 hora sentado realizando alguna actividad es suficiente como para parar y levantar un poco.

Cada 30 minutos es recomendable para ir al baño, tomar café o agua. La misión es realzar movimientos cada cierto tiempo.

  • Contrae el abdomen

Cuando está sentado ejerce más presión que cuando está de pie porque la musculatura del cuerpo se desactiva y cae toda la fuerza o presión en los discos vertebrales.

Asi que, contraer el abdomen es una estrategia para advertir al cuerpo que estás haciendo una tensión para no sufrir en la espalda.

  • Ajusta tu peso

El causante de la tensión cervical sin duda es el peso.

En caso de que el peso esté por encima del ideal, la presión será más intensa en los discos vertebrales causando diferentes malestares físicos.

  • Ajusta la posición de tu asiento

Principalmente el asiento debe estar a una altura adecuada para colocar los pies en el suelo, las manos encima del ratón reposadas y los hombros relajados.

Además, debe estar al fondo del asiento con la espalda recta y la cabeza vertical con los ojos nivelados a la pantalla del computador.

  • Practica ejercicios de movilidad torácica y de hombro

Este tipo de movilidad ayuda a fortalecer la masa muscular reduciendo la presión en los hombros, faja abdominal y zona cervical.

  • Cambia cada cierto tiempo el colchón

Cada dos a tres meses es recomendable cambiar la posición del colchón, es decir, voltear sus lados porque debido a el peso corporal éste se va deformando.

Es probable que su postura sea la correcta, pero, si no está cambiando la posición o espuma del colchón puede que sea el causante del problema en la espalda.

Ahora que ya sabes cuales son lo problemas y soluciones, no olvides seguir el paso a paso de este artículo.

En caso de continuar con los dolores, acude a un médico especialista.

Si te gustó el contenido, visita nuestra categoría de Salud en Foco para saber más informaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *