Hábitos que no son tan buenos como creías

Existen un número de mitos y verdades que van corriendo de generación tras generación sin saber su procedencia. Por eso, puedo decir que existen hábitos que no son tan buenos como creías.

¿Recuerdas cuanto tu mamá te decía «no comas chocolates porque te van a salir barros o acné»?

Pues, estaba totalmente errada porque aunque el chocolate contiene una cantidad de grasas y azúcares, no es el causante de la afección cutánea.

Algunas frases fueron repetidas tantas veces a lo largo del tiempo que son consideradas como verdades.

Por eso, en este artículo voy a hablar sobre los mitos que se convirtieron en verdades, y hasta leyendas urbanas.

Desmentiré algunas que con certeza aún supones que son reales para poder llevar una vida sana haciendo lo más acertado.

¿Son mitos o verdades?

En este momento empieza a desterrar de tu vida aquellas cosas que son mitos y no sirven para progresar con las buenas costumbres.

¿Cómo lo puedes hacer?

Aprovecha las nuevas tecnologías, usa el internet para buscar información, busca libros especializados o pregúntale a un médico su punto de vista con respecto a un tema de tu interés.

imagen de mujer durmiendo junto a un despiertador

10 hábitos errados por completo

  • Hacer ejercicios antes de desayunar

Si realizas ejercicios en ayunas, es probable que pierdas peso por la disminución de la insulina en tu cuerpo, la cual ayuda a consumir glucosa.

Por tanto, lo que pierdes es masa magra, el tejido adiposo que se genera en el cuerpo por músculos y huesos.

Te recomiendo ingerir líquidos sobre todo jugos de fruta natural antes de comenzar una rutina de ejercicios.

  • Mascar chicle en sustitución del cepillado

Muchos creen que si no tienes un cepillo de dientes la mejor opción es masticar un chicle después de comer.

Sin embargo, el chicle a pesar de su aroma mentolado no limpiará tu dentadura, aparte, creará un dolor de cabeza y molestías en la mandíbula.

Por eso te recomiendo dejar de comer chicle porque no trae ningún efecto positivo.

  • Evitar ciertos alimentos con mala fama

Muchas veces hemos escuchado que algunos alimentos, como el melón causan indigestión y flatulencias, el chocolate produce acné o no puedes comer pan porque engorda.

Sin embargo, no hay ningún alimento prohibido, sólo es cuestión de comer saludable.

  • Beber 2,5 litros de agua al día

Tomar abundante agua todos los días en un hábito sano, no obstante, tomar más que dos litros de agua puede causar hiponatremia, que es causada por una baja de sodio en la sangre por sobrehidratación.

Dos litros de agua está bien, es lo suficiente y necesario para el organismo.

Agua, infusiones, sopas y frutas acuosas son opciones para mantener suficiente líquido en el cuerpo.

  • Limpiar los oídos con bastón

El cerumen es una secreción antiséptica que protege el oído de germenes y agresiones externas.

Limpiar el oído con bastón está bien, pero tampoco debes abusar con la higiene del órgano sensorial.

Porque lo dejarás expuesto a posibles enfermedades.

  • No enfadarse

Sentir este tipo de emoción ayuda a poner límites, a defendernos, a respetarnos nosotros mismos.

Lo malo de no sentir rabia o expresarla puede generar respuestas incorrectas con personas que no lo merecen.

  • Comer por 2 durante el embarazo

Durante el embarazo debes ganar 1kg por mes. La idea no es engordar para que el bebé crezca fuerte, si no, mantener un peso idóneo para no perjudicar la salud.

Comer exageradamente traerá enfermedades, como diabetes, problemas con la tensión y hasta un mal progreso del parto.

Por otro lado, no hay antojo que valga… come lo que quieras, pero con cautela.

Lo único que debes ingerir «extra» durante el embarazo es ácido fólico, para el crecimiento del niño.

  • Dormir por 8 horas

En realidad, dormir 8 horas al día no es un patrón que debes seguir al pie de la letra. Empezando por ahí, las 8 horas se vuelven un mito.

Dormir más o menos que el horario estipulado por especialistas puede crear dificultad de concentración y rendimiento.

Lo importante de todo esto es cubrir tus necesidades básicas de sueño.

  • Tomar vitamina C para curar enfermedades

Nuestro organismo requiere de vitaminca C para luchar en contra de vírus.

Sin embargo, tomar en cantidades mayores no te ayudará tener un sistema inmune o súper héroe.

Una alimentación rica en frutas y verduras será suficiente para cumplir con este requisito.

  • Evitar el sol

Una cosa es evitar las quemaduras del sol y otra evitar la presencia de los rayos solares en tu cuerpo.

La vitamina D proviene de los rayos ultravioletas (UVB), y regula la presión arterial, aumenta las defensas, aumenta la absorción intestinal de calcio y fosfato.

Por eso, te recomiendo aprovechar los días de sol y vestir ropa cómoda para disfrutar del momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *