Lo que debes saber sobre la tuberculosis

La populación realmente no sabe con seguridad lo que es la tuberculosis, pues es una enfermedad que tenía mucho tiempo ausente, por ende, debes estar alerta al regreso de la afección.

Una tos que dura más de 3 semanas es un síntoma de la enfermedad.

Dicho padecimiento es causado por bacterias que se propagan por el aire, de una a otra persona. Un gérmen llamado científicamente Mycobacterium tuberculosis y que ataca los pulmones hasta dañar otras partes del cuerpo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la dicha dolencia, junto al VIH, es una de las causas principales de mortalidad en el mundo.

La meta de la ODM estimó a partir del (2016-2035) reducir la mortalidad e incidencia de esta enfermedad.

Por eso, en el siguiente contenido te voy a dejar todo lo que tienes que saber sobre esa dolencia.

imagen de médicos analizando exámenes de rayos x

Cualquier persona puede contagiarse con tuberculosis

Las personas que tienen la enfermedad por lo general se le receta un tratamiento para evitar que lleguen a tener la tuberculosis en sí, en vez de una simple infección las vías respiratorias.

Cuando alguien con el mal tose, habla, estornuda o canta es muy probable que las bacterias se propaguen por el aire.

De esa forma, las personas con el sistema inmulógico débil serán contagiadas más rápido.

No obstante, existen dos tipos de afecciones:

  • Tuberculosis Latente: El tipo de persona que tiene este padecer son las que inhalaron las bacterias y fueron infectados, sin embargo, su cuerpo puede luchar e impedir que se multipliquen.
    • Los pacientes con tuberculosis latentes normalmente no sienten ningún dolor ni molestia.
  • Enfermedad de Tuberculosis: Ahora si las bacterias aumentan, el portador pasará de tener infección de tuberculosis latente a enfermedad de tuberculosis.

Síntomas de la enfermedad

Los síntomas, cuando proliferan de una forma considerable en los pulmones, pueden causar signos, como:

  • Tos intensa que dura 3 semanas o más.
  • Dolor en el pecho.
  • Tos con sangre.
  • Flema que sale desde el fondo de los pulmones.

De igual manera, se presentan otras señales que pueden incluir:

  • Debilidad y fatiga.
  • Pérdida de peso.
  • Falta de apetito.
  • Escaloafríos.
  • Fiebre.
  • Sudor durante la noche.

Es importante destacar que dicha enfermedad posee un tratamiento que debe cumplirse al pie de la letra para evitar una repetición de la misma.

Hoy en día existen vacunas para ello.

Si padeces de esa enfermedad, evita secuelas y toma exactamente lo que ha sido indicado por el médico.

De no ser así, las bacterias pueden volverse resistente a la medicación y a largo plazo será más difícil de controlar.

Además, de tener que desembolsar enormes cantidades de dinero para combatirla.

Si tienes alguna duda sobre el tema, visita el puesto de salud más cercano de tu residencia.

En nuestra categoría de Salud del portal digital se encuentra, también, más contenido.

Busca toda la información pertinente y toma tus previsiones.

Espero haberte ayudado.

Y mucha suerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *