House-sitting: una nueva forma de viajar

Viajar implica gastos y mucho tiempo de planificación que sin duda son remplazados por el house-sitting, una forma de viajar más barato a cualquier parte del mundo.

Existen varias plataformas digitales donde se encuentra alojamiento y comida a cambio de un trabajo part-time, sin embargo, housesitting se trata de cuidar casas, y, a veces, de compañeros peludos (mascotas).

De esta forma, adquieres experiencia e invitación de muchas personas que se interesan por tus servicios de cuidador.

imagen de casa rural blanca con azul
Puedes encontrar casas, aptos y hasta mascotas para cuidar “gratis”.

El houtesitting es un trabajo de voluntariado donde ahorras en alquiler con la ventaja de conocer el destino con más tranquilidad y con la posibilidad de vivir como un local y aprender las costumbres.

A veces los anfitriones recompensan a los «voluntarios» con algo de dinero extra, pero, esto son excepciones.

Por otro lado, responsabilizarse del hogar de personas ajenas que piensan viajar o pasar vacaciones en el extranjero es un compromiso delicado.

Entonces, por favor, se sensato.

¿Donde encuentro las casas para house-sitting?

Todo depende. Existen páginas web para hacer house-sitting más específicos, es decir, te muestra casas para cuidar sólo en ese continente o país.

Ejemplo de ello es kiwihousesitters, que es únicamente para Nueva Zelanda. Igualmente pasa con Australia, con aussiehousesitters.

Sin embargo, existen otras webs para visitar cualquier parte del mundo:

La plataforma digital tiene un aplicativo para celulares que te facilita la búsqueda.

También, puedes ver comentarios y visualizar diferentes ofertas en distintos lugares del país que visitarás.

La mayoría de lás páginas son en inglés, así que te recomiendo por lo menos tener un nivel básico o intermedio para entender las informaciones.

¿Totalmente gratis?

Para ser un verdadero house-sitter debes registrarte en la página oficial y pagar una membresía anual que te dará privilegio y seguridad al momento de contactar familias.

Es gratis mientras cuides de la casa y algunas mascotas que tengan los propietarios, quizás.

Sin embargo, tendrás toda la responsabilidad en tus manos porque tendrás que atender todo como si fuera tuyo.

El objetivo es siempre evitar situaciones de peligro.

¿Cuáles son las responsabilidades?

Algunas veces los llamados «owners», o dueños, te pedirán que le des comida a sus mascotas (perros, gatos, hámster o pájaros).

Otros querrán que sólo limpies la casa y cuides del jardín.

Las tareas obviamente las definirá el anfitrión.

En líneas generales, las responsabilidades son muy sencillas porque tienes que cuidar las pertenencias de otros a cambio de un favor.

¿Te animarías?

Escribe aquí, ¿A donde quisieras ir y por qué?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *